Derecho laboral

¿Es posible reconsiderar la dimisión?

El trabajador puede retractarse en su renuncia al puesto de trabajo durante el plazo de preaviso

La reciente sentencia del Juzgado de lo Social nº 1 de Toledo, de 22 de enero de 2018 (Rec. 637/2018) declara improcedente el despido de una auxiliar administrativa que reconsideró su dimisión y lo comunicó de forma fehaciente a la empresa en el plazo de los 15 días de preaviso, condenando a la empresa a la readmisión de la trabajadora en las mismas condiciones que regían con anterioridad al despido, con abono en dicho caso de los salarios de tramitación, o bien indemnizando a la trabajadora.

La empleada había comunicado a la empresa su intención de causar baja voluntaria mediante carta, manifestado que se haría efectiva en 15 días. Sin embargo, con unos días de antelación a la finalización del plazo de preaviso, notificó su voluntad de continuar en su puesto de trabajo mediante correo electrónico, burofax y telegrama.

La empresa no tuvo en cuenta el cambio de parecer de la empleada y le comunicó su despido, entregándole el certificado de empresa en el que constaba “baja voluntaria”. La trabajadora demandó a la empresa, solicitando que se declarase la improcedencia del despido y se tuviese en cuenta que se había retractado a tiempo de su renuncia.

Es necesario recordar que la jurisprudencia y doctrina tradicional  «venían sosteniendo que el trabajador que comunica su dimisión no puede retractarse, aunque sea antes de vencer el plazo de preaviso y, por tanto, antes de haberse extinguido la relación laboral, ya que al ser el preaviso una declaración de voluntad de carácter receptiva, tal voluntad ha de entenderse irrevocable , salvo que medie aceptación empresarial (TS 26-2-90), o salvo que se pruebe la existencia de deficiencia en el consentimiento que conduzca a la anulación del negocio jurídico».

El Juzgado matiza dicha doctrina con base en los siguientes motivos:

  • En el momento en que se produce el retracto de la empleada aún no se había extinguido la relación laboral. La revocación se admite como válida y eficaz al ser comunicada de forma fehaciente. El empresario deberá aceptarlo siempre que no le suponga un perjuicio. En el presente caso, la aceptación de la revocación no le supone ningún perjuicio al no contratar sustituto.
  • Añade que al igual que se permite al empresario reconsiderar su decisión de llevar a cabo un despido, debe otorgarse el mismo derecho al trabajador, esto es, si el empresario puede reconsiderar su decisión, el trabajador también.
  • Así mismo, la eficacia real de la dimisión solo se produce una vez concluido en plazo de preaviso, periodo establecido por ley en beneficio de ambas partes. Subraya que ésta es la solución más coherente con el principio de conservación del puesto de trabajo.

En conclusión, el trabajador que se arrepiente de su decisión de renunciar a su puesto de trabajo y así lo comunica al empleador de forma fehaciente en los días del plazo de preaviso, y dicha revocación no constituye ningún perjuicio para el empresario, tiene la posibilidad de conservar su puesto de trabajo dado que la relación contractual sigue

Deja un comentario