Derecho laboral

Los empleados de hogar: aspectos esenciales

Si reaempleadas-de-hogarlizas trabajos consistentes en tareas domésticas y/o cuidado o atiendes a personas mayores o niños debes conocer cuáles son tus derechos y obligaciones para con la Seguridad Social. Es cierto que el régimen jurídico del servicio del hogar está relativamente reciente legislado y complicado por lo que son muchas las dudas que pueden asaltar tanto al empleador como al empleado. En el presente artículo queremos aclarar, dentro de lo posible, las dudas más frecuentes y explicar las formalidades de esta relación laboral especial.

¿Qué tipo de relación existe entre el titular del hogar y la persona que desempeña tareas domésticas dentro de su hogar?

Es considerada una relación laboral especial del servicio del hogar familiar porque el empleador contrata al empleado para la realización de labores domésticas a cambio de una retribución económica.

Forma del contrato y su duración

La relación laboral debe formalizarse por escrito, de lo contrario el empleador será responsable de ello y de no hacerlo puede acarrearle sanciones. Únicamente no es necesario formalizar el contrato por escrito en aquellos casos cuyo servicio es esporádico y no dura más de cuatro semanas seguidas.

El contrato se puede celebrar por tiempo indefinido o por una duración determinada en los casos legalmente previstos.  En el mismo se podrá concertar un periodo de prueba que no puede superar el periodo de dos meses y durante el cual las partes estarán obligadas a cumplir con sus respectivas prestaciones. Se puede proceder a la resolución del contrato por cualquiera de las partes con un periodo máximo de preaviso de siete días.

El contrato por escrito deberá contener además de los aspectos generales como identificación de las partes, jornada, salario, duración, etc., datos referentes a las prestaciones en especie (cuando se ha convenido su existencia), la duración y distribución de los tiempos de presencia pactados, el régimen de pernoctas del empleado de hogar en el domicilio familiar, cuando es el caso.

Seguridad Social de los empleados de hogar

A partir de 1 de enero de 2012 el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Empleados de Hogar se integro en el Régimen General como un sistema especial.

¿A quién corresponde la obligación de dar de alta/baja y cotizar por los empleados de hogar?

En principio es obligación de los empleadores dar de alta/baja y cotizar por los empleados de hogar, sin embargo desde 1 de abril de 2013, existe la opción de que esta obligación corresponda al propio empleado cuando trabaja menos de 60 horas por hogar. Es decir, se puede acordar entre las partes que en vez de que el empleador se ocupe de todos estos trámites lo haga el propio empleado. En caso de la finalización de la relación laboral, el empleador tendrá siempre derecho a presentar el baja porque si no lo hace y el empleado deja de abonar las cotizaciones, corresponderá a cargo del empleador pagar las cotizaciones junto con los recargos.

¿Dónde hay que presentar las solicitudes de alta, de baja o modificación de los datos?  

Los formularios se solicitan en las Administraciones de la Tesorería  General de la Seguridad Social.  La solicitud de alta debe formalizarse antes de empezar a trabajar. Mientras que la solicitud de baja y variaciones de datos se presentaran en el plazo de 3 días naturales desde el cese o variación.

Para dar de alta a un empleado de hogar es necesario presenciarse en una oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social y llevar consigo el contrato de trabajo, proporcionar los datos del empleador y empleado, especificar el número de horas de trabajo por semana, especificar el salario y facilitar una cuenta bancaria en la que se cargaran las cotizaciones, con el empleador como titular ( si se ocupa personalmente del ingreso de las cotizaciones) o con el empleado (si ha asumido la tarea de ingresar las cuotas, opción solo posible en el caso de que el empleado preste menos de 60 horas por hogar).

¿Cuánto hay que cotizar?

El personal de la Seguridad Social calculará a cuánto asciende la cotización cada mes y pasara el cargo a la cuenta bancaria designada al respecto. Para ello, el personal determinara la cotización mensual teniendo en cuenta las bases de cotización por contingencias comunes y profesionales para los empleados de hogar establecidas por la Orden ESS/70/2016 y atendiendo a la retribución percibida por el empleado de hogar.

¿Qué ocurre si no se da de alta al empleado?

Si se demuestra que se ha incumplido esta obligación, se puede sancionar al empleador con una multa que oscila entre 626 y 6.250 euros.

Además, la Tesorería General de la Seguridad Social puede dar a la trabajadora de alta desde la fecha en la que se estime que se inició la relación laboral, obligándote a abonar las cotizaciones que hubieran debido pagarse desde entonces, con los recargos previstos por la normativa vigente.

Dos hermanas contrata a la misma empleada de hogar ¿Se puede realizar el trámite de alta solo al nombre de una hermana y repartir la cotización?

La respuesta es no. Cuando una empleada trabaja en varios hogares familiares, cada una de esas relaciones laborales se trata por separado y debe dar lugar a un alta en el nuevo sistema. Así que ambas hermanas deben dar de alta a la empleada donde harán figurar cada una en su caso el contrato de trabajo con todos sus aspectos generales y particulares.

Sin embargo, en el caso de que una hermana tenga varias viviendas y una sola empleada que trabaja en todas ellas, es suficiente con realizar un alta.

Deja un comentario