Nueva modificación en la regulación del subsidio para mayores de 55 años

Desde 2012, bajo la premisa de enderezar la situación de la economía española se han ido adoptando medidas de austeridad para cumplir con los objetivos que tenían por finalidad la recuperación del crecimiento económico estable del país. Dentro de esas medidas, se enmarca el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad que modificó la regulación de los subsidios de desempleo, en concreto, el subsidio de 52 años, en aras a impulsar el envejecimiento activo. Se suponía que con tal medida se garantizaba la sostenibilidad a largo plazo del propio régimen y se incentivaba el alargamiento de la vida activa de los trabajadores de más edad, pero en la práctica, el endurecimiento de los requisitos de acceso al subsidio convirtió a dicho colectivo en uno sensiblemente vulnerable. En concreto, las modificaciones del subsidio de 52 años afectaron tanto a la edad de acceso, que se elevó a 55 años, como a su duración, que se redujo desde la edad legal de jubilación hasta el momento en que se pudiera tener acceso a la pensión contributiva de jubilación en cualquiera de sus modalidades, y a la cotización, que se rebajó desde el 125 por ciento al 100 por ciento del tope mínimo de cotización vigente en cada momento. Entre sus requisitos destacaba la exigencia de computar para el acceso al mismo la renta de la unidad familiar. La exigencia de este requisito fue declarado nulo por el Tribunal Constitucional en su sentencia 61/2018, de 7 de julio de 2018.

La aprobación del recién entrado en vigor, Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo modifica, una vez más, la regulación del subsidio para mayores de 55 años. Con las nuevas modificaciones que versan sobre la edad, la duración y la cotización del subsidio se permitirá el acceso a la protección asistencial de todas aquellas personas que no tenían siquiera derecho por no cumplir con los requisitos exigidos legalmente y todos aquellos actuales beneficiarios del subsidio verán mejoradas sus cotizaciones mientras que, las personas que actualmente cobran el subsidio de forma parcial pasarán a percibirlo a tiempo completo.

¿En qué consiste la nueva modificación de la regulación del subsidio para mayores de 55 años? Son seis los aspectos modificados: en primer lugar, se reduce la edad de acceso de 55 años a la de 52 años; en segundo lugar, se suprime el requisito de tener cumplida la edad de 52 años en el momento del hecho causante del subsidio, permitiendo el acceso cuando se cumpla esa edad; en tercer lugar, se incrementa la duración máxima, es decir, si antes se percibía hasta que el beneficiario pudiera acceder a cualquiera de las modalidades de pensión contributiva, a partir de la entrada en vigor de la presente modificación, se percibirá hasta el cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación, esto es, 65 o 67 años; en cuarto lugar, se elimina el requisito de considerar las rentas de la unidad familiar para el acceso al subsidio; en quinto lugar, se incrementa la cuantía de la cotización por la contingencia de jubilación durante la percepción del subsidio del 100 al 125 por ciento del tope mínimo de cotización vigente en cada momento; y, por último, se eliminan los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio cuando proviene de un trabajo desarrollado a tiempo parcial.

Tal y como indica el propio texto del Real Decreto-ley, estamos ante unas mejoras que se traducen en un importante aumento de la protección de las personas de más edad durante la situación de desempleo, al ver facilitado el acceso a una edad más temprana y al no tomarse en consideración las rentas de la unidad familiar. Además, la protección abarca hasta la edad ordinaria de jubilación, con lo cual el subsidiado no se verá obligado jubilarse anticipadamente y, por tanto, no sufrirá en la cuantía la aplicación de los coeficientes reductores, sino que, al contrario, disfrutará de una mejora en la cotización durante todo el periodo de devengo del subsidio.

Deja un comentario