Derecho laboral

Responsabilidad del FOGASA en los contratos a tiempo parcial

trabajo-a-tiempo-parcial

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, núm. 1400/2016, de 2 de marzo de 2016, cambia el criterio interpretativo sostenido hasta el presente respecto de la responsabilidad del FOGASA en los contratos a tiempo parcial.

HECHOS:

El recurrente estuvo trabajando por cuenta ajena bajo las dependencias de la empresa RPG MEDICAL, declarada en concurso voluntario, desde 1 de abril de 1984 hasta el 08 de marzo de 2013, fecha de su despido objetivo, con categoría profesional de encargado, con salario mensual bruto de 1.722,70 €, incluyendo la prorrata de pagas extraordinaria, por una jornada de 30 horas semanales.

El 21 de mayo de 2013, el administrador concursal emitió certificación en la que hizo constar que el recurrente era titular de los créditos, por un total  de 16.929,09 €en concepto de salarios y 13.359,26 €en concepto de indemnización. En la mencionada certificación, el administrador concursal hizo constar que no se habían podido pagar a la fecha del certificado, por falta de tesorería.

Solicitadas las prestaciones la FOGASA, por resolución de 31 de octubre de 2014, el FOGASA reconoció 4.508,40 €en concepto de indemnización y 8.227, 83€ en concepto de salarios, razonando que “el salario modulo utilizado para el cálculo de la prestación corresponde a la parte proporcional del límite aplicable en el art. 33 ET, equivalente triple/doble SMI”.

El demandante reclama el incontrovertido importe- en cuanto a su estricta cuantificación- de 2.741,88 €, respecto a la prestación salarial, y de 1.501, 40 €, en relación a la prestación indemnizatoria, que se habrían devengado de no efectuarse la reducción proporcional a la jornada en el módulo utilizado para el cálculo de la prestación.

La primera instancia desestimó las pretensiones del demandante, interponiendo éste, recurso de suplicación.

Objeto de la STSJ de Cataluña

La cuestión litigiosa se centra en determinar si en los casos de trabajadores a tiempo parcial, el límite de responsabilidad legal de FOGASA debe reducirse en proporción al porcentaje de jornada parcial desarrollada por el trabajador.

Doctrina

Las Sentencias de la Sala de lo Social del TSJ de Aragón nº 543/2015, de 23 de septiembre (RS 491/2015), reiterando el criterio adoptado en las previas de 30 de noviembre de 2007 (RS 978/07) y de 13 de mayo de 2015 (RS 264/15) así como en la Sentencia  nº 4305/2008, de 18 de diciembre, de la Sala Social de del TSJ de la Comunidad Valenciana, y en la Sentencia de la Sala Social del TSJ de Asturias (RS 889/2015) prevén que “las normas reguladoras del SMI indican expresamente que la suma fijada cada año como salario «se entiende referido a la jornada legal de trabajo en cada actividad…Si se realizase jornada inferior se percibirá a prorrata», por lo que en el caso de los trabajadores a tiempo parcial la cuantía del SMI ha de prorratearse en relación a la jornada realmente efectuada, y el límite establecido por el art. 33 ET, conforme a esa doctrina judicial, debe ponerse en relación con los RRDD que regulan el SMI, debiendo seguir la responsabilidad del FOGASA la proporcionalidad a la jornada realizada y salario correspondiente, evitando así que la hora de trabajo y salario de un trabajador a tiempo parcial fuera mejor tratada por la garantía publica que la hora de trabajo y salario de un trabajador a tiempo completo”.

Criterio interpretativo del TSJ de Cataluña

La Sala de lo Social del TSJ de Cataluña, en sentido coincidente con la Sentencia dictada por la Sala de lo Social del TSJ de Galicia núm. 5630/2015, de 6 de octubre, considera que para decidir la cuestión litigiosa ha de ponerse el foco, no en lo Reales Decretos reguladores del Salario Mínimo Interprofesional, sino en el contenido y finalidad del art. 33.1 ET. El mencionado precepto establece la responsabilidad de pago del FOGASA de los salarios pendientes e indemnizaciones en los casos de insolvencia empresarial, aplicándose en cuanto al importe del salario base de cálculo el doble del SMI, incluyendo la parte proporcional de dos pagas extras, no contemplándose en el precepto ninguna otra reducción cuantitativa respecto de las cantidades pendientes de pago. La Sala argumenta que si el art. 33.1 ET no menciona previsión especifica alguna para los contratos a tiempo parcial, ni reducciones adicionales por porcentajes de jornada, es de aplicación el principio “ubi lex non distinguere debemus”.

Asimismo añade que “la regulación del SMI y la de la responsabilidad del FOGASA, no responden a una misma finalidad, dado que las previsiones del art. 33 del ET se corresponden con la asunción por parte del Estado de una obligación de garantía sujeta a determinados límites, unos topes máximos de garantía aplicables a todos los casos, jornada completa y jornada parcial”.

Deja un comentario