Accidentes

La reclamación de daños se puede realizar siempre que se sufre un perjuicio o menoscabo económico, provocado por otra persona o entidad. Es en ese momento cuando surgirá el derecho a obtener una indemnización que repare los daños y perjuicios sufridos.

Antes de presentar una reclamación por daños lo que se debe hacer es identificar el entorno en el que se produjo el daño para conocer quien es el responsable. Por ejemplo, si estamos ante un accidente de circulación el responsable será la aseguradora del vehículo, pero si lo que se sufre es un accidente en el lugar de trabajo entonces la responsable será la empresa para quien se presta los servicios profesionales.

La solicitud de indemnización se puede fundamentar en uno o varios preceptos y el derecho a una indemnización se adquiere incluso cuando se tiene un vinculo o no con el causante de daños. Es decir, cuando el daño es producido como consecuencia de algún incumplimiento contractual, estaremos ante lo que se denomina responsabilidad contractual, y cuando no existe una relación entre el causante del daño y el perjudicado estaremos ante la llamada responsabilidad extracontractual.

Algunos supuestos en los que se pueda solicitar una indemnización: accidentes de circulación, aéreos, ferroviarios o marítimos; daños ocasionados por la caída provocada por el mal estado de las calzadas o aceras; daños ocasionados por fugas de agua, caídas de árboles; daños ocasionados en el lugar de trabajo; daños causados por animales, etc.

Servicios:

  • Asesoramiento exhaustivo en materia de reclamación por daños y perjuicios.
  • Presentar y redactar la reclamación por daños y perjuicios.
  • Representación ante las necesidades de iniciar acciones legales;

Divorcios

Somos conscientes de que pasar por una ruptura matrimonial es una situación traumática para las partes, pero, también somos conscientes de que la adopción de un determinado convenio regulador que contiene unas u otras medidas os puede afectar de cara al futuro. No es lo mismo un divorcio de mutuo acuerdo con un divorcio contencioso. Tampoco es lo mismo un divorcio en el que existen niños de por medio, con bienes en común, y el divorcio en el que no existen niños y tampoco bienes en común. Tampoco es lo mismo un divorcio entre españoles que entre personas de nacionalidad distinta a la española.

Lo que se pretende decir es que cada situación es marcada por las excepcionales circunstancias de cada caso y las consecuencias son diferentes y es por ello que uno ha de interesarse adecuadamente que es lo que más le conviene.

Los aspectos fundamentales que afectan un proceso de divorcio tienen que ver con el uso del domicilio conyugal, con la custodia de los niños o descendientes, el régimen de visita, con la pensión de alimentos, con la patria potestad y con la pensión compensatoria. Son aspectos que deben aparecer en la sentencia de divorcio y no son fáciles de determinar con inmediatas consecuencias en la vida de familia y la vida individual de cada parte implicada. En relación a las personas no nacionales se pueden ver afectadas en el sentido de que esa sentencia no recoja el cambio de apellido y tendrán problemas al momento de reconocer la sentencia en el país de origen.

Servicios:

  • Asesoramiento integral en materia de divorcio acorde a las circunstancias particulares de cada caso.
  • Redacción de convenio regulador.
  • Representación en divorcio de mutuo acuerdo y en divorcio contencioso.
  • Representación en la acción de modificación de medidas.
  • Reclamación del impago de la pensión de alimentos.
  • Asesoramiento en materia de emancipación.
  • Representación en determinación de la filiación. 

Fiscalidad

La fiscalidad es una disciplina jurídica que se inscribe en una genérica actividad financiera. Para lo que interesa aquí, es la parte que regula las relaciones entre los ciudadanos con el Estado respecto de la tributación. Si nos vamos a consultar el término “tributar” en el diccionario de la lengua española vemos que por el mismo se entiende “pagar algo al Estado para las cargas y atenciones públicas”. Tanto el Estado como las demás entidades públicas ocupan una singular posición como titulares del poder tributario, cuya aplicación encuentra su raíz y su identificación en el deber general de contribuir que la Constitución Española impone en su artículo 31, siendo los ciudadanos sujetos de ese deber constitucional. En cumplimiento de su deber constitucional, los contribuyentes, personas físicas o jurídicas, contraen obligaciones fiscales que deben satisfacer cada año o por cualquier operación o actividad económica. No se puede eludir el pago de los impuestos, de lo contrario, consecuencias penales pueden concurrir, tales como delito fiscal, alzamiento de bienes e insolvencias punibles, blanqueo de capitales, etc.

Este portal, a través de su abogado fiscal, ofrece servicios de asesoramiento con el objetivo de ofrecer soluciones que más se ajusten a sus necesidades, sin obviar su adaptación a los constantes cambios y su permanencia en alerta a todos los cambios normativos que afectan a las relaciones fiscales.

 Servicios:

  • Practicar la realización de las declaraciones de renta anuales y/o trimestrales.
  • Practicar la realización de las declaraciones/autoliquidaciones trimestrales con observación de las operaciones no sujetas.
  • Representación y asesoramiento en procedimientos recaudatorios, sancionadores y de inspección tributaria.
  • Expedientes de responsabilidad patrimonial.

Seguridad Social

Todas aquellas personas que se han visto obligadas por las circunstancias sociales y económicas de su país emigrar y trabajar en un país distinto del suyo se preguntan si contarán, llegado el momento, los periodos trabajados en otro país. La respuesta es sí. Ahora bien, no siempre cotizara de la misma manera porque depende de diversos factores tales como si existen o no convenios bilaterales, multilaterales en materia de Seguridad Social entre el país de origen y el país de destino. Centrándonos en el espacio europeo y Suiza, deciros que, como criterio general es aplicable el denominado Reglamento Comunitario de coordinación de los sistemas de Seguridad Social. Esto implica que todos aquellos trabajadores por cuenta ajena y cuenta propia, funcionarios, estudiantes, jubilados están protegidos por las normas de coordinación que se aplican a todas las contingencias de la Seguridad Social: enfermedad común, enfermedad profesional, accidente de trabajo, maternidad, subsidios por desempleo, prestaciones familiares, prestaciones de jubilación en todas sus modalidades y prestaciones de supervivencia.

La regulación comunitaria reconoce el principio de exportación de las prestaciones entre los países de la UE y del Espacio Económico Europeo y garantiza que no se pierdan las cotizaciones pagadas en los países antes de su incorporación a la UE.

También rige el principio de acumulación o totalización de periodos de cotización, según el cual, los periodos de cotización, empleo o residencia cubiertos bajo la legislación de un Estado Miembro se tendrán en cuenta en todos los demás Estados. Para entender mejor, pongamos un ejemplo, si para ser titular de una pensión de jubilación en España, se requiere cumplir el periodo mínimo de cotización de 15 años, dicha cotización se puede alcanzar sumando a la cotización en España las demás realizadas en otros países.

Servicios:

  • Instruir expedientes de jubilación y otras prestaciones al amparo de los Reglamentos Comunitarios.
  • Impugnación de alta médica en materia de incapacidad temporal. Incapacidad permanente.
  • Redacción de reclamación previa.
  • Representación ante los Juzgados y Tribunales de lo Social.