deducción-vivienda-habitual-irpf-hipoteca-multidivisas

Efectos de la declaración de nulidad del préstamo hipotecario en divisas en el IRPF

A raíz de la consulta realizada por un ciudadano que tenía suscrito un contrato de préstamo hipotecario en divisas con una determinada entidad bancaria y que ha conseguido la declaración judicial de la nulidad del clausulado en divisas del préstamo hipotecario, hemos podido constatar de la mano de la Dirección General del Tributo cuales son los efectos de dicha declaración judicial en materia del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Como consecuencia de la declaración judicial de nulidad del clausulado en divisas del préstamo hipotecario, la entidad bancaria se vio obligada restituir al hipotecado las cantidades pagadas de más en concepto de diferencia de pagos en cuotas de amortización, por comisiones de cambio y por intereses legales desde la respectiva fecha de pago.

¿Han de tributar en el IRPF todas aquellas cantidades que percibe el hipotecado como consecuencia de la declaración de nulidad del préstamo hipotecario en divisas?

El primer efecto de la declaración de nulidad del clausulado en divisas del préstamo hipotecario es tener por no puesta esa parte del clausulado lo que conlleva su conversión o transformación a un préstamo en euros con índice de referencia EURIBOR y la restitución de las cantidades pagadas de más por el hipotecado.

La DGT en su Consulta Vinculante de V0161-19, de 25 de enero de 2019, resolvió que la restitución de las cantidades pagadas de más no constituye renta alguna sujeta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En caso de que el hipotecado hubiera incluido las cantidades que ahora le son restituidas en la base de la deducción por inversión en vivienda habitual ¿Qué ha de hacer el hipotecado en calidad de contribuyente? En este caso, el hipotecado contribuyente deberá efectuar la oportuna regularización tributaria, al perder el derecho a practicar la deducción en relación con las mismas. La regularización se realizaría conforme artículo 59 del Reglamento del IRPF, incluyendo las cantidades indebidamente deducidas por inversión en vivienda habitual a las cuotas devengadas en el ejercicio del incumplimiento de los requisitos más los intereses de demora correspondientes.

Respecto de los intereses legales decir que el hipotecado los percibe en concepto de resarcir los daños y perjuicios sufridos, por lo cual, su naturaleza es indemnizatoria y no pueden ser calificados como rendimientos del capital mobiliario, sino que los mismos tributarán como ganancia patrimonial, debiendo integrarse en la base imponible del ahorro.